Clarín

Con la luz de Robert Schumann

Marzo de 2013

Leer nota completa

Republic of Jazz Blog

Cuando lo Imprevisto se torna Necesario - Gerardo Gandini (2009)

Octubre de 2012

Leer nota completa

Cuadernos de Jazz, España

Off Jazz

Febrero de 2011

Leer nota completa

Clarín

Marzo de 2013

Con la luz de Robert Schumann

El argentino abordó magistralmente dos sonatas propias y una serie de obras inspiradas en el compositor alemán.

Por: Federico Monjeau

El sello Blue Art de Rosario ha vuelto a editar m�sica de Gerardo Gandini, aunque esta vez no se trata de sus originales improvisaciones en el dominio del tango sino de su obra pian�stica m�s elaborada y personal: dos de sus Sonatas y un conjunto de sus piezas inspiradas en Robert Schumann, interpretadas por el autor en un concierto en la Biblioteca Nacional en 2007.

 

Cuando lo imprevisto se torna necesario, el t�tulo del �lbum, es una variaci�n de una frase de Pierre Boulez, que expresa una aspiraci�n de toda aut�ntica obra musical, o tal vez de toda obra de arte, y que el fil�sofo Adorno condens� en una f�rmula parad�jica: arbitrariedad en lo no arbitrario. El azar o la ocurrencia aspiran a lo necesario; lo subjetivo, a lo objetivo; y a pocas obras de nuestra �poca le cuadrar�an bien esta metamorfosis como a la serie de composiciones de Gandini sobre Schumann, especialmente los cuatro nocturnos de Eusebius y su continuaci�n en Eusebius II. Recordemos que los cuatro nocturnos, de 1985, eran cuatro lecturas o filtros diferentes de una melod�a de Schumann (la N� 14 del cicloLa liga de David), le�da siempre del principio al fin. Lo que en principio hubiera parecido una ocurrencia un tanto residual, basada exclusivamente en un material no original, adquiri� en la obra de Gandini una extraordinaria proyecci�n; m�s a�n cuando se oye el quinto nocturno, que consiste en la ejecuci�n simult�nea de los otros cuatro (lo que es posible en la versi�n para una orquesta divida en cuatro partes, como se ha interpretado m�s de una vez en la Argentina, o en una eventual ejecuci�n por cuatro pianistas, como ocurri� dos a�os atr�s en el auditorio de la Sinf�nica de Chicago, o en la formidable sobregrabaci�n que Hayd�e Schvartz realiz� para el sello Mode Records de Nueva York). 

Eusebius II, escrita hacia fines de 2006, es una lectura de Eusebius (por lo tanto, una lectura de una lectura de Schumann), hecha de punta a punta pero de atr�s para adelante, en una forma continua, sin interrupciones. Si Eusebius I progresaba desde una lengua m�s crom�tica a otra m�s diat�nica y cadencial, ahora es al rev�s: le�da de atr�s para adelante, la pieza avanza hacia una forma m�s abstracta y suspensiva, no s�lo por efecto de los materiales de Schumann oportunamente filtrados en cada una de las lecturas, sino por la expresiva sustracci�n que realiza Gandini en esta nueva versi�n invertida. El efecto es grandioso, pero de una grandiosidad asordinada. Esa genial intuici�n original con relaci�n a esa pieza de Schumann termin� creando un maravilloso mundo aut�nomo.

El conjunto de Schumann incluye adem�s la bell�sima Eleg�a de 1986 y elInterludio de Liederkreis (2000), mientras que las dos sonatas que abren y cierran el �lbum son respectivamente la cuarta (2004) y la s�ptima (2007). La cuarta es una pieza desdoblada: el segundo movimiento tiene la forma de un gran arpegio. La s�ptima, en un solo movimiento, es m�s caracter�sticamente mot�vica. Un peque�o n�cleo de sonidos sostiene una anudada polifon�a en una forma desnuda, despojada, para perderse en la m�nima c�lula de dos notas de Pasos en la nieve, ese preludio de Debussy que en forma m�s o menos impl�cita atraviesa tantas obras de Gandini. 

La edici�n no podr�a ser mejor. El sonido est� cuidado, mientras que las notas del cuadernillo que firma Pablo Gianera constituyen un conciso y brillante ensayo sobre el arte de Gandini.